Reunión anual de la American Society of Clinical Oncology de 2022: Avances en el tratamiento del cáncer de mama, cáncer colorrectal, sarcoma de Ewing y mieloma múltiple

El tema de la Reunión anual de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) de 2022 es promover la atención equitativa del cáncer mediante la innovación. Del 3 al 7 de junio en Chicago, Illinois, y en línea, investigadores y médicos clínicos especializados en cáncer de todo el mundo se reunirán para analizar la investigación más reciente y cómo garantizar que todas las personas reciban la atención oncológica que necesitan.

EN ESTA PÁGINA 

Algunas de las investigaciones destacadas que se presentarán hoy incluyen: 

El trastuzumab deruxtecan duplica la supervivencia sin progresión en el cáncer de mama metastásico con bajos niveles de expresión de HER2

¿A quién afecta este estudio? A personas con cáncer de mama metastásico que tienen niveles bajos de expresión de HER2 y han sido tratadas con 1 o 2 tipos de quimioterapia.

¿Qué se encontró en este estudio? Los resultados del ensayo clínico de fase III DESTINY-Breast04 (en inglés) muestran que el tratamiento con trastuzumab deruxtecán (Enhertu), en comparación con la quimioterapia del estándar de atención, duplica la supervivencia sin progresión entre las personas con cáncer de mama metastásico que expresa niveles bajos de HER2. Además, el tratamiento prolonga la vida de las pacientes, independientemente del estado de los receptores hormonales. Este ensayo clínico también identificó un nuevo subconjunto de cáncer de mama metastásico, denominado HER2 bajo, que puede tratarse eficazmente.

El cáncer de mama metastásico es un cáncer que se ha diseminado a partes distantes del cuerpo. Hay diferentes subtipos de cáncer de mama que se tratan de manera diferente. Puede identificarse un subtipo de cáncer de mama si el cáncer expresa receptores de estrógeno o progesterona, denominados receptores hormonales positivos (RH+) o receptores hormonales negativos (RH–). Otro subtipo de cáncer de mama se determina por la expresión de una proteína denominada receptor del factor de crecimiento epidérmico humano 2 o HER2. Generalmente, un cáncer de mama se considera HER2-positivo si expresa HER2 o HER2-negativo si no lo hace. Alrededor del 80 % de los casos de cáncer de mama metastásico se considera HER2-negativo, pero los investigadores han descubierto que entre el 55 % y el 60 % de los casos expresan realmente niveles bajos de HER2.

En este estudio, los investigadores querían saber si un tratamiento con terapia dirigida llamado trastuzumab deruxtecán podría ayudar a los pacientes con cáncer de mama con HER2 bajo. El trastuzumab deruxtecán es un tipo de fármaco llamado conjugado anticuerpo-fármaco o ADC. Los conjugados anticuerpo-fármaco son combinaciones de fármacos que actúan en conjunto para tratar el cáncer. El trastuzumab va dirigido a la proteína HER2. El deruxtecán es un tipo de fármaco que se dirige a una enzima específica para matar las células cancerosas. Trastuzumab deruxtecán ya está aprobado para el tratamiento de pacientes con cáncer de mama metastásico HER2 positivo, después de haber recibido 2 o más terapias dirigidas al HER2.

Este estudio incluyó a 557 personas con cáncer de mama metastásico HER2 bajo. De ellos, 373 fueron asignados para recibir trastuzumab deruxtecán y 184 pacientes recibieron quimioterapia del estándar de atención. Todos los participantes del estudio tenían cáncer de mama metastásico HER2 bajo y habían recibido 1 o 2 líneas de quimioterapia.

Se hizo un seguimiento de los participantes del estudio durante una media de 18.4 meses. Entre las personas con cáncer de mama RH+ y que recibieron trastuzumab deruxtecán, los investigadores observaron una reducción del 49 % en el riesgo de crecimiento y propagación del cáncer, así como una reducción del 36 % en el riesgo de muerte en comparación con los tratamientos estándar de quimioterapia.

La “supervivencia sin progresión” es el tiempo transcurrido durante y después del tratamiento en el que el cáncer ya no crece ni se propaga. La supervivencia sin progresión se duplicó para las personas con cáncer de mama metastásico RH+, HER2 bajo que recibieron trastuzumab deruxtecán en comparación con el tratamiento con quimioterapia estándar (10.1 meses frente a 5.4 meses). Para las personas con cáncer de mama RH–, el trastuzumab deruxtecán también mejoró la supervivencia sin progresión a 6.6 meses, en comparación con 2.9 meses para la quimioterapia.

Los participantes que recibieron trastuzumab deruxtecán también vivieron más tiempo. La mediana de supervivencia global para las personas en el grupo RH+ que recibieron trastuzumab deruxtecán fue de 23.9 meses, en comparación con 17.5 meses para quienes recibieron quimioterapia. La mediana de supervivencia global para las personas en el grupo RH- que recibieron trastuzumab deruxtecán fue de 16.6 meses, en comparación con 10.3 meses para quienes recibieron quimioterapia. Hubo menos efectos secundarios graves entre aquellos que recibieron trastuzumab deruxtecán, pero algunos desarrollaron problemas pulmonares graves.

¿Qué significa esto para los pacientes? El cáncer de mama metastásico que expresa niveles bajos de HER2 también puede tratarse eficazmente con trastuzumab deruxtecán, en comparación con la quimioterapia estándar.

Nuestro estudio muestra que el trastuzumab deruxtecán puede ser una nueva y altamente eficaz opción de terapia dirigida disponible para esta población de pacientes recientemente definida. Es importante que los pacientes sepan qué nivel de HER2 expresa su cáncer, no solo si es positivo o negativo, sino en especial porque el estado de HER2 bajo puede determinarse usando pruebas comúnmente disponibles”.

Dr. Shanu Modi, autor del estudio principal 
Memorial Sloan Kettering Cancer Center 
Nueva York, Nueva York 

Volver arriba

Agregar panitumumab a la quimioterapia ayuda a las personas con cáncer colorrectal metastásico con RAS de tipo wild-type a vivir más tiempo

¿A quién afecta este estudio? A las personas con cáncer colorrectal metastásico con RAS de tipo wild-type.   

¿Qué se encontró en este estudio? Este ensayo clínico de fase III PARADIGM (en inglés) encontró que la combinación del fármaco de terapia dirigida panitumumab (Vectibix) con quimioterapia estándar como tratamiento de primera línea ayudó a las personas con cáncer colorrectal metastásico con RAS de tipo wild-type a vivir más tiempo. “Metástasis” significa que el cáncer se ha propagado a partes distantes del cuerpo. “Tipo wild-type”, también conocido como “tipo silvestre”, significa que no hay una mutación en el gen RAS del cáncer.

El cáncer colorrectal es el tercer tipo más frecuente de cáncer que se diagnostica en los hombres y las mujeres a escala global. Cuando el cáncer colorrectal se ha propagado a partes distantes del cuerpo (metastatizado), la tasa de supervivencia a 5 años es del 15 %, y alrededor del 22 % de los pacientes son diagnosticados en esta etapa. Han pasado 10 años desde que un nuevo fármaco ha demostrado una mejora con respecto al tratamiento estándar actual para el cáncer colorrectal metastásico que no tiene mutación de RAS

Este estudio comparó los fármacos de terapia dirigida panitumumab y bevacizumab (Avastin). El panitumumab se dirige al receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR, por sus siglas en inglés), y el bevacizumab se dirige al receptor del factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF, por sus siglas en inglés). Además de uno de los fármacos de la terapia dirigida, cada participante en este estudio recibió el tratamiento de quimioterapia estándar actual, que es una combinación de fármacos llamados FOLFOX6 modificado (mFOLFOX6). Esta combinación de fármacos incluye ácido folínico (leucovorina), fluorouracilo (5-FU) y oxaliplatino (Eloxatin). En el estudio se incluyeron 823 personas que tenían cáncer colorrectal metastásico con RAS de tipo wild-type que no habían sido tratadas con quimioterapia. Se dividieron aleatoriamente en 2 grupos: 400 participantes recibieron panitumumab más mFOLFOX6 y 402 participantes recibieron bevacizumab más mFOLFOX6. Hubo 21 pacientes que no continuaron en el estudio.

Además de comparar los 2 fármacos, los investigadores también compararon qué tan bien funcionó cada tratamiento para las personas con un tumor del lado izquierdo en comparación con un tumor del lado derecho. Los tumores del lado derecho se desarrollan en el intestino ciego, el colon ascendente y el colon transversal. Los tumores del lado izquierdo se desarrollan en la curva donde el colon transversal se convierte en el colon descendente, denominado flexión esplénica. Los tumores del lado izquierdo también se desarrollan en el colon descendente y el colon sigmoide. El desarrollo del tumor es importante porque en investigaciones previas se ha descubierto que estos tumores tienen características diferentes y diferentes pronósticos en estadios posteriores (en inglés). De los 400 pacientes que recibieron panitumumab, 312 tenían tumores en el lado izquierdo. De los 402 pacientes que recibieron bevacizumab, 292 tenían tumores del lado izquierdo.

ilustración de las principales partes del cuerpo afectadas por el cáncer colorrectal

Para determinar qué tan bien funcionaron los tratamientos, los investigadores analizaron varias medidas, incluida la supervivencia global, la supervivencia sin progresión y la tasa de respuesta.

El enfoque principal de los investigadores estuvo en la supervivencia global, que es cuánto tiempo viven las personas diagnosticadas con la enfermedad después del tratamiento. El panitumumab mejoró la supervivencia global para todos los participantes del estudio, y las personas con tumores del lado izquierdo tuvieron un riesgo de muerte un 18 % menor si habían recibido panitumumab.

Para las personas con tumores en el lado izquierdo, las tasas de supervivencia global medias fueron:

Entre todos los participantes del estudio, la media de las tasas de supervivencia global fue:

Los investigadores también analizaron la “supervivencia libre de progresión”, que es el tiempo transcurrido durante y después del tratamiento en el que el cáncer ya no crece ni se propaga. Ambos grupos tuvieron tasas similares de supervivencia libre de progresión.

El porcentaje de personas que tuvieron su tumor reducido o dejaron de crecer después del tratamiento se denomina tasa de respuesta. Entre las personas con tumores en el lado izquierdo, el panitumumab tuvo una tasa de respuesta del 80.2 % y el bevacizumab tuvo una tasa de respuesta de 68.6 %. Entre todos los participantes, el panitumumab tuvo una tasa de respuesta de 74.9% y el bevacizumab tuvo una tasa de respuesta de 67.3%.

¿Qué significa esto para los pacientes? El tratamiento convencional para el cáncer colorrectal con RAS de tipo wild-type no ha cambiado en 10 años. El panitumumab más mFOLFOX6, especialmente en el caso de los tumores del lado izquierdo, parece ser un tratamiento de primera línea eficaz para las personas con cáncer colorrectal metastásico con RAS de tipo wild-type. Este estudio también muestra la importancia de las pruebas genéticas y la ubicación del tumor para determinar las opciones de tratamiento para estos pacientes.

Este estudio demuestra que si las pruebas genéticas indican que un tumor es de tipo wild-type RAS, la elección del tratamiento inicial con panitumumab con quimioterapia mFOLFOX6 es superior al tratamiento inicial con bevacizumab con quimioterapia mFOLFOX6 para aquellas personas con tumores del lado izquierdo. Hace mucho tiempo que se cree que la secuencia del tratamiento del cáncer colorrectal metastásico no importa, siempre que los pacientes hayan tenido acceso a los fármacos en algún momento, lo cual ahora se ha desaprobado”.

Dr. Takayuki Yoshino, PhD, autor principal del estudio 
National Cancer Center Hospital East 
Kashiwa, Japón 

Volver arriba

Ifosfamida de dosis alta ayudan a las personas con sarcoma de Ewing recurrente y resistente al tratamiento a vivir más tiempo

¿A quién afecta este estudio? Personas con sarcoma de Ewing que reaparece después del tratamiento (recidivante) o que no fue detenido por los tratamientos iniciales (resistente al tratamiento).

¿Qué se encontró en este estudio? El ensayo clínico de fase II/III rEECur halló que ifosfamida (Ifex) de dosis alta es un tratamiento de quimioterapia más eficaz para las personas con sarcoma de Ewing recurrente o primario resistente al tratamiento en comparación con otros 3 tratamientos de quimioterapia recetados con frecuencia.

El sarcoma de Ewing es un cáncer raro. Aproximadamente 200 niños y adolescentes en los Estados Unidos reciben el diagnóstico de esta enfermedad cada año. Los tumores de sarcoma de Ewing representan el 1 % de todos los tipos de cáncer en niños y adolescentes menores de 15 y el 2 % de todos los tipos de cáncer en adolescentes de entre 15 y 19 años. Para las personas con sarcoma de Ewing recurrente o primario refractario, la tasa de supervivencia a 5 años es de alrededor del 15 %.

Este es el primer ensayo aleatorizado que compara los tratamientos de quimioterapia para las personas con este diagnóstico. La edad de los participantes del estudio oscilaba entre los 4 y los 49 años, y la media de edad fue de 19 años. La primera fase de este estudio incluyó 451 pacientes que fueron elegidos aleatoriamente para recibir 1 de 4 regímenes quimioterapéuticos comunes: topotecán (Hycamtin) más ciclofosfamida (disponible como fármaco genérico), irinotecán (Camptosar) más temolozomida (Temodar), gemcitabina (Gemzar) más docetaxel (Taxotere) o ifosfamida de dosis alta. Después de las primeras evaluaciones, se encontró que las combinaciones de irinotecán más temolozomida y gemcitabina más docetaxel eran menos eficaces para tratar el sarcoma de Ewing y se retiraron del estudio.

En la siguiente fase del ensayo clínico solo se comparó la dosis alta de ifosfamida y la combinación de topotecán más ciclofosfamida. Hubo 73 pacientes que recibieron ifosfamida y 73 pacientes que recibieron topotecán más ciclofosfamida.

Después de una media de seguimiento de 40 meses, los investigadores analizaron la supervivencia libre de eventos, que es el tiempo que transcurre después de que finaliza el tratamiento y en el cual el cáncer no regresa o empeora. En el caso de la ifosfamida de dosis alta, la supervivencia libre de eventos fue de 5.7 meses. Para la combinación de topotecán y ciclofosfamida fue de 3.7 meses.

Los investigadores también analizaron la supervivencia global para ambos grupos. En el caso de la ifosfamida de dosis alta, la supervivencia libre de eventos fue de 16.8 meses. Para la combinación de topotecán y ciclofosfamida fue de 10.4 meses.

Los efectos secundarios graves más frecuentes de ambos tratamientos incluyeron neutropenia, infecciones, vómitos, náuseas, diarrea, problemas con la función o la estructura cerebral y problemas renales. Cuando los investigadores analizaron la calidad de vida, descubrieron que los pacientes jóvenes que recibieron ifosfamida tenían una mejor calidad de vida que aquellos que recibieron la combinación de topotecán y ciclofosfamida. En el caso de los adultos, no se observaron diferencias en la calidad de vida entre los tratamientos.

¿Qué significa esto para los pacientes? En el caso de las personas con sarcoma de Ewing que ha regresado o que no se detuvo con los tratamientos iniciales, la ifosfamida de dosis alta prolonga la vida en comparación con otros regímenes quimioterapéuticos actuales.

“El estudio rEECur ha acumulado, por primera vez, datos aleatorizados para 4 regímenes de quimioterapia ampliamente utilizados, y ahora está acumulando datos para un quinto régimen. Antes del estudio rEECur, la base para elegir fármacos para pacientes con sarcoma de Ewing recurrente o resistente al tratamiento era débil y carecía de ensayos aleatorizados para informar a los médicos clínicos o pacientes sobre qué tratamientos fueron más eficaces o más tóxicos”.

Dr. Martin McCabe, PhD, autor principal del estudio 
Universidad de Manchester 
Manchester, Inglaterra

Volver arriba

El trasplante de células madre mejora la supervivencia libre de progresión en personas más jóvenes con mieloma múltiple recién diagnosticado

¿A quién afecta este estudio? A personas a las que se les ha diagnosticado recientemente mieloma múltiple (en inglés).

¿Qué se encontró en este estudio? El ensayo clínico de fase III DETERMINATION (en inglés) encontró que la inclusión de un trasplante autólogo de médula ósea/células madre al principio del plan de tratamiento para personas más jóvenes con mieloma múltiple recién diagnosticado mejoró significativamente la supervivencia libre de progresión. La supervivencia libre de progresión es la cantidad de tiempo durante y después del tratamiento que el cáncer no crece ni se disemina más.

El mieloma múltiple es un cáncer de la sangre que afecta a las células plasmáticas de la médula ósea. La médula ósea es el tejido esponjoso dentro de los huesos que crea diferentes tipos de células sanguíneas, incluidas las células plasmáticas. Las células plasmáticas producen anticuerpos que ayudan a combatir las infecciones y constituyen una parte importante del sistema inmunitario. El mieloma múltiple se diagnostica con más frecuencia en personas mayores de 60 años y la media de edad al momento del diagnóstico es de 70 años.

Los 722 participantes de este estudio tenían mieloma múltiple de diagnóstico reciente y tenían entre 18 y 65 años de edad. Se dividieron aleatoriamente en 2 grupos de tratamiento.

  • Grupo sin trasplante: Este grupo recibió 3 ciclos de RVd, un tratamiento para mover las células madre de la médula ósea al torrente sanguíneo (llamado movilización de células madre), y luego 5 ciclos más de RVd. RVd es una combinación de 3 fármacos utilizados para tratar el mieloma múltiple: lenalidomida (Revlimid), bortezomib (Velcade) y dexametasona (varias marcas). La lenalidomida es un fármaco inmunomodulador. Bortezomib es una terapia dirigida. La dexametasona es un esteroide. Después de completar estos ciclos, las personas de este grupo recibieron terapia de mantenimiento (en inglés) con lenalidomida. La media de edad de las 357 personas en este grupo fue de 57 años.

  • Grupo con trasplante: Este grupo recibió quimioterapia con melfalan (Evomela), que se usa para preparar el cuerpo para un trasplante de células madre, y luego el trasplante autólogo de células madre. Después del trasplante, recibieron 2 ciclos más de RVd y terapia de mantenimiento con lenalidomida. La media de edad de las 365 personas en este grupo fue de 55 años.

La movilización de células madre se realiza con medicamentos para que las células madre puedan extraerse de la sangre y devolverse al paciente si necesita un trasplante de células madre en el futuro. Para un trasplante autólogo de células madre, se recolectan las propias células madre de una persona y luego se administra tratamiento con quimioterapia intensiva en dosis altas. Esta quimioterapia puede dañar las células madre y el sistema inmunitario de una persona. Después de que finaliza la quimioterapia, las células madre de la persona se reintroducen al cuerpo para restaurar el sistema inmunitario del cuerpo y su capacidad para producir células sanguíneas y combatir infecciones. Los efectos secundarios de un trasplante de células madre pueden ser graves y desafiantes para los pacientes, por lo que algunas personas eligen retrasar o no someterse a un trasplante.

Después de una media de seguimiento de 76 meses, el mieloma había dejado de progresar para las personas del grupo con trasplante durante una media de 67.6 meses, en comparación con una mediana de 46.2 meses para ellos en el grupo sin trasplante. En el grupo con trasplante, el 53 % de los participantes necesitaron más tratamiento, en comparación con el 63 % de los participantes del grupo sin trasplante. Entre los que necesitaron más tratamiento en el grupo sin trasplante, el 28 % continuó recibiendo un trasplante de células madre. Hubo 88 muertes en el grupo con trasplante y 90 muertes en el grupo sin trasplante.

Los efectos secundarios graves relacionados con el tratamiento fueron más frecuentes entre aquellos que recibieron el trasplante de células madre. En el grupo con trasplante, el 94 % de los participantes tuvo efectos secundarios graves, en comparación con el 78 % de los participantes del grupo sin trasplante. Las personas del grupo con trasplante informaron puntajes de calidad de vida más bajos que los del grupo sin trasplante, pero sus puntajes mejoraron después del trasplante de células madre.

¿Qué significa esto para los pacientes? Para las personas más jóvenes con mieloma múltiple, el tratamiento inicial con un trasplante autólogo de células madre produjo una mejora media de 21.4 meses en la supervivencia sin progresión en comparación con el tratamiento sin un trasplante de células madre.

“Los hallazgos de DETERMINATION tendrán importancia para la práctica en el mundo real y el tratamiento de pacientes más jóvenes con mieloma múltiple al informar tanto a los proveedores como a los pacientes sobre las consideraciones importantes que se deben tomar al seleccionar las opciones de tratamiento para las personas recién diagnosticadas y elegibles para trasplante, así como implicaciones importantes para futuras investigaciones”.

Dr. Paul G. Richardson, autor principal del estudio
Dana Farber Cancer Institute 
Boston, Massachusetts

Volver arriba

Manténgase informado 

Visite el blog de Cancer.Net cada día de la reunión para conocer más aspectos científicos destacados de la reunión anual de la American Society of Clinical Oncology de 2022 y cómo la nueva investigación afectará la atención del paciente. También puede mantenerse al día con las noticias de la reunión siguiendo a Cancer.Net en Facebook y Twitter, donde puede seguir el hashtag #ASCO22

¿Le gusta lo que leyó aquí en Cancer.Net? Regístrese para recibir nuestro boletín electrónico Inside Cancer.Net mensualmente. 

Source